El entrenador de porteros, MOTOR DE TALENTOS. | Mi Portería

Revista web para el entrenamiento del portero de fútbol

APP Software para los entrenadores de porteros

Taller de Metodología para Entrenadores de Porteros

Curso Online para Entrenadores de Porteros de Fútbol

Web magazine specialized in football goalkeeper training

APP Specialized software for the goalkeeper coach

Online course for female goalkeepers

Actualidad

El entrenador de porteros, MOTOR DE TALENTOS.

Claves del talento. 2
Desde hace unos años hacia la actualidad la figura del entrenador de porteros está cada más inmersa dentro del entramado profesional del fútbol. Encontramos entrenadores de porteros en los cuerpos técnicos de los grandes clubes y dentro de las estructuras profesionales de las grandes canteras. Incluso cada vez con mayor asiduidad forman parte de estructuras no profesionales como por ejemplo clubes o escuelas amateurs. Todo el mundo es consciente del papel que desempeña este profesional y nadie esta dispuesto a deshacerse de su figura. Es por ello que en este artículo nos preguntamos, más allá de aspectos técnicos y tácticos, de la labor diaria; Cuál es la verdadera función del entrenador de porteros? Porque todo el mundo quiere contar con uno?

El “boom” que sufre actualmente el fútbol a todos los niveles es una evidencia palpable. El desarrollo tecnológico y las distintas plataformas a través de las que se puede consumir han hecho tomar otra dimensión a este deporte y a sus participantes. Actualmente tanto clubes como jugadores son autenticas empresas capaces de generar una cantidad enorme de recursos. Derechos televisivos, patrocinios de marcas, grandes estadios; todo ello contribuye a que aumente la obtención de recursos y en consecuencia, la disposición de los mismos para invertir en profesionalizar los clubes. 

Desde hace pocos años hasta la actualidad, algunos de los beneficiados de esta circunstancia han sido los entrenadores de porteros. La figura del entrenador de porteros está cada más inmersa dentro del entramado profesional del fútbol. Encontramos entrenadores de porteros en los cuerpos técnicos de los grandes clubes y dentro de las estructuras profesionales de las grandes canteras. Incluso cada vez con mayor asiduidad forman parte de estructuras no profesionales como por ejemplo clubes o escuelas amateurs. La labor diaria que desempeñan se antoja crucial para el buen devenir de los clubes y nadie esta dispuesto a deshacerse de su figura. En la obtención del rendimiento cuando hablamos de clubs profesionales, o en la formación de los futuros porteros con su trabajo en canteras, la figura del entrenador de porteros ha venido para quedarse. 

Como labor diaria primaria, conocemos la faceta que desempeña en el entrenamiento técnico y táctico específico de porteros. Además, y cada vez en mayor medida, su trabajo no termina aquí, los cuerpos técnicos involucran su figura en la toma de decisión acerca de las tareas a realizar y la táctica que llevará a cabo el equipo. El papel del entrenador de porteros crece en importancia a la par que crece la influencia del portero en el juego, considerándolo más un jugador de campo que un simple defensor del gol. 

Todas estas tareas están muy bien y al igual que el resto del mundo futbolístico, creemos que son fundamentales y necesarias. Como ente formador de entrenadores de porteros nos sentimos orgullosos de que esta circunstancia se este dando así. Sin embargo, diariamente nos generamos muchas preguntas acerca de la verdadera función de un entrenador de porteros. De donde nace la necesidad de su figura, porque todo el mundo quiere contar con ella. 


El entrenador de porteros es solo un técnico más, su labor se limita únicamente al entrenamiento específico de porteros como especialista en la material ?


Nuestra perspectiva se aleja de esta opinión y va un poco más allá. El futbol como deporte necesita de talento y trabajo para practicarlo al más alto nivel. Nada sería posible si cualquiera de estos dos factores faltara en la ecuación. Un jugador talentoso con poca capacidad de sacrificio nunca llegará a la cima, del mismo modo que un jugador muy sacrificado sin pizca de talento. Es entonces cuando a todo el mundo nos surge la misma pregunta:


Cómo se desarrolla el talento? Cuáles son las claves del talento?


Se trata de dos preguntas muy concretas pero a la vez muy ambiguas con multitud de respuestas en función de las personas a las que se le formulen. A pesar de ello, nuestra respuesta se resumen en tres ítems: práctica intensa, motivación y maestro instructor. La práctica intensa, el sacrificio, el esfuerzo, la constancia, guiada por un maestro experto en la consecución de los objetivos; acompañada de una motivación intrínseca propiciada por el propio gusto hacia la tarea, son tres claves para un adecuado desarrollo del talento. Tres claves interrelacionas entre sí y totalmente dependientes unas de otras.

La práctica intensa, sin entrenamiento no hay mejora, la motivación hacia la tarea y la consecución de objetivos personales y no tanto materiales, y lo que aquí nos ocupa, el maestro instructor. La figura de una persona experta en la materia que a través de una metodología es capaz de estrechar los lazos entre las tres claves del talento y llevarlas a un escalo superior, esa es la verdadera función del entrenador de porteros. 

SOMOS MOTORES DE TALENTO

claves talento.1

El entrenador de porteros, como técnico experto es el encargado de organizar y sintetizar el contenido, adaptándolo y convirtiéndolo en propicio para el aprendizaje de cualquier portero independientemente de su nivel. Es el encargado de dictar qué se trabaja, cómo se trabaja, cuándo y porque se trabada de esa determinada forma. Su labor no muere ahí, también es el encargado de generar un contexto motivante a través de la tarea, el uso del material, de la palabra. Su figura puede ensalzar la motivación de los porteros hacia la consecución del objetivo a unos límites que por sí solos no podrían alcanzar. Y además, y como aspecto más importante, el entrenador de porteros es el encargado de fomentar y supervisar la práctica intensa durante el entrenamiento. Como responsable del mismo es su labor llevar al portero a trabajar cerca de sus límites constantemente. Así y solo así, conseguirá potenciar su talento. 

Como veis, las claves de el talento son multifactoriales pero se entrelazan unas con otras estrechamente. No podemos obviar ninguna de ellas, en especial la que depende de nosotros, el maestro instructor. Desde nuestra faceta de expertos, es importante seguir formándonos para no dejar de aportar nuevas herramientas y perspectivas de entrenamiento. Solo a través del conocimiento se puede pulir una metodología y adaptarla a las necesidades de cada portero. Conocer los contenidos técnicos y tácticos propios de la posición del portero. Conocer diferentes perspectivas y opiniones acerca del entrenamiento de porteros. En definitiva, estar continuamente actualizados genera el poder, desde nuestra figura de maestros instructores, de desarrollar el talento en los porteros de nuestro alrededor. Es un grave error pensar que ya sabemos lo suficiente y que nuestra metodología es buena. Nunca es suficiente porque en cada contexto y cada portero necesitaremos unas herramientas diferentes.

Y no solo eso, además de expertos en la materia, somos los responsables de crear contextos motivantes con el fin de influir el máximo posible en la motivación hacia la tarea de nuestros porteros. Ya desde bien temprano es importante que cuidemos este factor. Hay muchísimos deportistas, entre ellos los porteros, que abandonan tempranamente la práctica deportiva por falta de motivación o perdida de interés. Cuidar este aspecto mental depende en gran medida de nuestra figura. No debemos obviar, sobre todo en el entrenamiento con niños, la necesidad del goce y el disfrute diario. La diversión es un elemento más de la motivación diaria hacia la consecución de la tarea. Por último, garantizar la práctica intensa medida y mesurada en función de las capacidades del portero es otra de nuestras labores. Entender que el desarrollo del talento es un proceso lento y paulatino, que requiere de mucho entrenamiento, es imprescindible para no abandonar en el intento. Sin trabajo, sin repetir tareas, sin reflexionar, sin fallar y corregir; sin todo ello, repetido prácticamente hasta la extenuación, es imposible desarrollar el talento. 

El talento es un factor abstracto pero fácil de identificar a la vista de los expertos en deporte. Todos los deportistas tratan de adquirirlo pero solo muy pocos lo logran. Los clubes se gastan millones de euros y dólares en traerlo y disfrutarlo. Pensar en los semilleros de talento del fútbol mundial y observar como florecen los grandes jugadores es una tarea que se lleva desarrollando hace años desde diferentes ámbitos como la psicología o la neurociencia. Garantizar la motivación propia y de los demás, la práctica intensa y el conocimiento del juego nos ayudará a crear nuestra propia cuna de talentos.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad
Abrir chat
1
¿Hablamos?
👋 ¡Hola!
¿Cómo te podemos ayudar?