MiPorteria-16-es-portada

Revista web especializada en el entrenamiento del portero de fútbol

goal-keeper

APP Software especializado para el entrenador de portero

congreso-internacional-de-entrenadores-de-porteros-2020

Congresos internacionales y formaciones específicas para entrenadores

Miporteria-6-en-portada

Online Magazine Specialised in Football Goalkeeper Training

cartel-goalkeeper

Goalkeeper Planner: the APP for the Goalkeeper Trainer

goalkeeper-coach-congress-2020

International Congress for Goalkeeper Trainers

Psicología

Eso me convirtió en lo soy. Portero.

El fútbol evoluciona y se desplaza de jornada a jornada a una velocidad vertiginosa para nosotros los entrenadores de porteros. Terminas de competir hoy y los siguientes siete ó seis días en donde toca jugar de nuevo se pasan volando. Sin embargo, para quien seguramente no pasen tan rápido es para quien no juega. Para el portero suplente igual que para cualquier otro jugador de campo, es difícil aceptar la suplencia. Miedo, inseguridades, prisas... Los sentimientos y las emociones afloran. Pero; ¿Cómo lo gestiona un entrenador de porteros?

Recientemente, Mauricio Caranta, portero de Talleres de Argentina, volvió a la titularidad después de más de año y medio sin jugar. Sus palabras y la reflexión que nace tras escucharlas nos motiva a hablar sobre un tema que muchas veces los entrenadores de porteros tenemos cierta reticencia: LA SUPLENCIA.

 

Muchas gente diría: Unas palabras acertadas pero… Es lo que se debe hacer! un profesional que gana esas cantidades… debe hacerlo! Yo con lo que el gana… entrenaría 24horas… ¿Verdad que hemos escuchado esto millones de veces como argumento?

Cada fin de semana nos vemos ante situaciones en donde uno de nuestros porteros no participa o no es ni convocado. Es una realidad que en deportes como el fútbol, por su propia reglamentación, muchos de los deportistas no pueden ejercer su profesión cada fin de semana aunque se hayan  preparado a conciencia para ello. Pero en el caso del portero por las características del puesto, puede que sea más complicado el poder jugar si uno no lo esta haciendo.

Manejar la frustración es una tarea cotidiana para nosotros los entrenadores de porteros, al igual que debe serlo para esos porteros que no juegan. La frustración es la puerta de entrada a la vida adulta y a la madurez personal. La madurez personal y la profesional no siempre van de la mano y cuando se trabaja con gente joven es necesario tenerlo muy presente en el trabajo diario. Por este motivo es tan importante un correcto acompañamiento del entrenador de porteros con el portero. No tanto en la manera de encajar una mala situación sino en la manera de digerirla y metabolizarla. La diferencia entre encajar y digerir tiene que ver con el tiempo necesario para entender los aprendizajes que nos puede regalar una situación incómoda.

La actitud más fácil y que hunde en el victimismo al portero tiene que ver con entender las decisiones de otros como injustas (y no decimos que no puedan serlo en algunas ocasiones) viendo al otro como culpable de lo que me ocurre. Esto lleva a la persona hacia un camino de resentimiento profundo que le impide mirar hacia delante.

Lo primero que como entrenadores de porteros debemos hacer entender al portero es que: Estamos en un escenario en el que sin duda toca esperar. ¿Esperar? ¿Esperar qué? Esperar una oportunidad en la que demostremos capacidad suficiente y la actitud necesaria para crear nuevas oportunidades.

La suplencia es una maravillosa oportunidad para generar nuevas oportunidades, nuevos retos y maneras de entender el puesto. 

Hazle entender esto a tu portero. Por idílico que suene, es un enfoque correcto. 

Lo primero es entender y hacer entender que no existen las certezas. Podemos estar entregándonos al 100% y no tener éxito. Pero entregarte al máximo aumenta la probabilidad de éxito sin ninguna duda. Es como cuando hablamos que pese a estar bien posicionado e interpretar correctamente la situación eso no implica el éxito. ¿Porqué? Porque el rival también juega.

– ¿Esperar mirando al futuro? Si tenemos la mirada puesta en el presente es muy posible que caigamos en la rendición, el resentimiento, el victimismo… Sin embargo la esperanza ( o la espera activa) se ancla al futuro deseado. A la consecución del objetivo, a la motivación por el logro…

– ¿Esperar arriesgando? Hacer lo mismo de siempre no nos llevará a resultados diferentes. Una frase muy cierta dice: Arriesgarse a esperar es una actitud valiente. Cuando estás esperando una oportunidad es muy común empezar a dudar de tus propias capacidades. No ser titular o no ocupar el puesto deseado, hace que dudes de tu fuerza o de tus proyectos.

Arriesgar, probar, innovar… Salir de la zona de confort proyecta al máximo potencial a explorar nuevos horizontes, a crecer día a día personal y deportivamente.

¿Esperar con paciencia? Las cosas importantes requieren tiempo. Los cambios necesitan el tiempo necesario para que sean una realidad. Nadie dice que esperar sea un tarea fácil. Pero hay cosas que no dependen de uno mismo. La decisión final, la tiene el mister y como portero, debemos ponérselo lo más difícil posible. ¿Cómo? Siendo profesionales. No solo yendo al arco como dice Mauricio sino apoyando al equipo en las buenas y en las malas, ayudando a los más jóvenes, alegrándose por el compañero… Haciendo EQUIPO.

Como punto final, me gustaría mencionar una frase de un entrenador que tuve y que en su momento me dijo de manera muy acertada:

¿Quieres saber cuál es la única clave que tienes para acabar jugando? ¿Para qué te ponga?

Visualízate en el futuro, échale un «par», ármate de paciencia y sobre todo, pónmelo difícil. Gánatelo desde el trabajo, el esfuerzo. la profesionalidad… Y ten claro una cosa, lo que le des hoy al fútbol, el fútbol te lo devolverá tarde o temprano.

Mi porteria

Mi porteria

Revista web especializada en el entrenamiento del portero de fútbol

1 comentario

Haz clic aquí para publicar un comentario

  • No Solo puedo agradecer por este artículo, sino por la reflexión profunda de su contenido, lo que me dejó como entrenador de arqueros es definitivamente una satisfacción muy grande saber que se traten este tipo de situaciones que en lo real sucede!
    Felicitaciones a la persona quien escribió este artículo

Última revista