¿Qué espinillera es mejor para un portero? | Mi Portería

miporteria-8-es-revista

Revista web especializada en el entrenamiento del portero de fútbol

APP1.esp

APP Software especializado para el entrenador de portero

output-onlinepngtools-min

Curso Online para Entrenadores de Porteros de Fútbol

miporteria-8-en

Online Magazine Specialised in Football Goalkeeper Training

cartel-goalkeeper

Goalkeeper Planner: the APP for the Goalkeeper Trainer

goalkeeper-coach-congress-2020

International Congress for Goalkeeper Trainers

Medicina deportiva

¿Qué espinillera es mejor para un portero?

¿Te has parado a pensar alguna vez, qué espinillera es la idonea para tí en función a una serie de características propias cómo tu edad, peso, forma de tíbia...? En esta ocasión, nuestro amigo podólogo y fisioterapeuta Albert Giralt nos acerca un artículo realmente interesante que tod@s deberíamos leer.

Cuando nos preguntamos qué espinilleras son las más idóneas, según la posición del campo, siempre surgen dudas. Las espinilleras pueden ser largas o cortas, pueden cubrir los flancos de la pierna o sólo la zona anterior, pueden llevar tobilleras, pueden tener diferentes grosores o pueden estar hechas de diferentes materiales. En definitiva, existen infinidad de espinilleras en el mercado y debemos saber leer cuáles son las ideales para cada jugador. Puesto que no hay dos porteros iguales, tampoco deben protegerse de igual modo.

El estudio de  J.Noya1  cifró las fracturas en el fútbol en un 3,1% de prevalencia por cada 1000h de exposición. Este estudio valoró todas las lesiones durante una temporada entera en la primera división Española. No hay más estudios al respecto y sobre este 3,1% no sabemos cuántas eran leves o moderadas y cuántas dejaron secuelas de por vida.

Los factores que determinan el tipo de espinilleras que deben usar los porteros son principalmente dos: la edad y el mano a mano. Aun así también veremos en este post diferentes factores que pueden influir en menor medida.

EDAD


La edad es fundamental para determinar el tipo de protección que debe usar el jugador, no tan solo a nivel espinillera- fútbol sino también para cualquier otro deporte. La bibliografía médica está muy desarrollada al respecto y sabemos desde hace muchos años cómo funciona el crecimiento óseo.  Sintetizando mucho, nacemos con una estructura cartilaginosa muy flexible y débil que a medida que vamos creciendo se va calcificando y va adquiriendo más resistencia.

Es en estas edades un impacto fuerte puede desencadenar un edema óseo, una osteocondritis, una fisura o una fractura. Sin ir más lejos, muchos entrenadores habréis tenido algún jugador de baja por Osgood Schlatter o también por la enfermedad de Sever; ambas, osteocondritis de crecimiento. Si bien los niños tienden a cicatrizar con mucha más facilidad que un adulto hay veces que las metáfisis no cicatrizan bien y las consecuencias son muy graves, como las dismetrías o las deformaciones óseas.  Así que debemos estar preparados en las edades de crecimiento óseo. Por tanto, os recomendamos lo siguiente:

– En edades pre pubertad: En niños de 0-14años y en niñas de 0-12 años, os recomendamos cubrir el 75% de la tibia2.

Ejemplo 1: Para un niño de 8 años (120 cm estatura aprox.) la altura óptima de las espinilleras deberían ser 18 cm (75%)

Ejemplos 2: Para un niño 13 años (146 cm estatura aprox.) la altura óptima de las espinilleras deberían ser 23 cm (75%)

– Adolescencia: Entre la pubertad y los 21 años os recomendamos cubrir entre el 50 y el 75% de la tibia. En esta edad el tamaño recomendado es aproximadamente entre 14-20cm (50-75%) según, claro la estatura del jugador.

– A partir de los 21 años: El riesgo de lesión ósea disminuye, por tanto, en edad adulta os recomendamos cubrir entre el 25 y el 50% de la tibia. Para una persona de estatura de 170 cm su tibia es de 38 cm aproximadamente. Os recomendaremos que las espinilleras tengan una altura entre 10-19 cm.

1X1


Otro factor importante para que un portero decida qué tipo de espinillera o protecciones usar es la cantidad de veces que se encuentra solo delante de un delantero. Estas situaciones, a veces pueden terminar en impactos, un balón dividido, un mal rechace del portero, una línea de defensa muy adelantada que deje mucho espacio, etc. Son situaciones que pueden provocar que tanto delantero cómo portero no midan la intensidad de su fuerza, ya que la portería está muy cerca y ambos se juegan mucho. En medio del campo podemos decidir si ir al suelo a luchar por el balón o darlo por perdido y replegarse rápidamente.

En la portería, en la gran mayoría de ocasiones, se irá al suelo con tacos por delante y lo que haga falta.

Por tanto, si por el motivo que sea tenemos muchas situaciones de uno contra uno en nuestros partidos, deberíamos utilizar espinilleras que tengan más protección. Es decir que cubran más tibia longitudinalmente, que los flancos de la pierna queden más resguardados y si es posible, también, que puedan tener tobilleras.

EL PESO


Este factor es menos importante, pero también hay que citarlo, ya que tenemos estudios que relacionan el menor peso con un aumento del rendimiento. Existe un estudio interesante de  Valter di Salvo3 donde valoró la distancia que recorrían los jugadores y el promedio que alcanzaron los guardametas era de 5km. Así que usando los datos del estudio anterior y según Franz RJ5 un portero puede ahorrarse en torno un 0,7-1% de su consumo de oxígeno durante un partido.  Por tanto, por aumento en la distancia de salto como por disminución del consumo de oxígeno se ha demostrado que cuanto menos pese tu equipación mejor; entre ellas las espinilleras.
En ese aspecto las espinilleras de fibra carbono no tienen rival, su peso puede ser la mitad que unas de plástico. Alrededor de 30-40gr por unidad según fabricante y las espinilleras de cualquier marca deportiva de plástico aprox 70-80gr/unidad.

FORMA DE TU TÍBIA


La morfología de tu tibia es fundamental para escoger espinillera. Algunos tienen tibias muy curvadas (tibias varas) y  otros presentan deformaciones de piel como quistes o cicatrices que imposibilitan que una espinillera normal se adapte a su contorno. Normalmente las espinilleras tienen forma cilíndrica lo que hace que queden espacios huecos entre pierna y soporte. Con suerte alguna marca fabrica espinilleras con moldes anatómicos y, por tanto, con forma más funcional.

Aun así, si presentas alguna deformación importante en la tibia tendrás que hacerte unas espinilleras a medida.

En conclusión, no tenemos una recomendación general ya que cada portero es único y según varios parámetros debe protegerse en mayor o menor medida. Siempre, por precaución, os recomendamos que pequéis de ir más protegidos, ya que en caso de impacto frontal las consecuencias pueden ser fatales. Uno nunca piensa que puede sufrir una lesión grave como una fractura de tibia, pero es importante estar bien preparado para evitar lesiones que puedan dejarnos secuelas de por vida.


Referencias:
1 Noya. J, Et.al  Incidencia lesional en el fútbol profesional espanol  a lo largo de una temporada: días de baja por lesión (2011)
2 Belmonte. T  Estimación de la estatura a través de la tibia en la población española contemporánea (2012)
3Di Salvo, Et.al The Journal of Sport Medicine and Physical Fitness (2009)
4 Carbonplus ( www.carbonplus.es)
5Franz J.R. Et.al Metabolic cost of running barefoot versus shod: is lighter better(2012)

Mi porteria

Mi porteria

Revista web especializada en el entrenamiento del portero de fútbol

Última revista