Un mensaje de esperanza y tregua para nosotros, los entrenadores de porteros. | Mi Portería

Revista web para el entrenamiento del portero de fútbol

APP Software para los entrenadores de porteros

Curso Online Femenino para Entrenadores de PORTERAS

Curso Online para Entrenadores de Porteros de Fútbol

Web magazine specialized in football goalkeeper training

APP Specialized software for the goalkeeper coach

Online course for female goalkeepers

Actualidad

Un mensaje de esperanza y tregua para nosotros, los entrenadores de porteros.

¡2020 ha sido un año duro para todos! Pero, a las personas nos definen nuestros actos y quizá este año nuestro gremio, no se ha portado bien del todo... ¿Tu qué opinas?

Hay momentos o situaciones que pueden dar la impresión de extinguir toda esperanza de una vida y futuro mejor. Perder a las personas que más amamos, el desempleo, perder la funcionalidad física, la enfermedad mental, el diagnóstico de una enfermedad crónica… Sin embargo, y sin la necesidad de llegar a esos límites, muchos entrenadores de porteros hemos podido sentirnos así durante este 2020. En donde nuestros objetivos, nuestros retos personales, o simplemente nuestra ilusión por ir a entrenar se vieron “capados” desde inicios de año.

Todas estas situaciones pueden ocasionar una ruptura con nuestras expectativas o lo que pensábamos acerca del futuro. Perder o no poder llevar a cabo aquello que consideramos significativo y valioso para nuestro crecimiento profesional  y personal puede contribuir a que nos desorientemos pese a llevar encima nuestra brújula. Necesitando muchos de nosotros nuevos caminos o estrategias para lograr antiguos objetivos. Tomando en muchas ocasiones, una nueva dirección o bien, REINVENTÁNDONOS.

Pero empecemos este 2021 anotando en nuestras metodologías y propósitos de conducta la siguiente frase:


“La forma en la que pensamos acerca del futuro determina cómo de bien vivimos nuestro presente”.


Los comienzos de año, suelen ser momento en los que nos planteamos nuevos objetivos, retos, ilusiones… Y pocas veces reflexiones o cuestionamos aquello que hicimos siendo autocríticos primero con nosotros y luego con aquello que nos rodea. Para así, poder mejorar desde esa reflexión que a veces tanto nos cuesta:

¿Qué puedo hacer yo o que esta en mi mano? ¿Qué depende de mi? y todo ello sin echar balones fuera…

Es por eso que este 2021, nosotros queremos empezarlo preguntándonos:

¿Entrenamos para la cámara?
¿Entrenamos para conseguir más seguidores?
¿Entrenamos para “lucirnos”?

… Aún no entendemos porque! Pero; ¿Se esta perdiendo la esencia de “entrenar” de ser “entrenador”? ¿Estamos dejando de lado aquello por lo que realmente empezamos a entrenar? ¿Nos “envenenamos” durante el camino?¿Supera nuestro “yo=ego” al sentido común?


LA OSADIA COMO MADRE DEL ATREVIMIENTO!


Si por algo nos hemos caracterizado a lo largo de estos años, es por la cercanía, la empatía, el respeto… Valores que jamás perderemos. Pero es verdad que en este 2020 y más de unos meses atrás, hay un reflexión que nos invade, nos entristece y queremos compartirla con vosotros de una manera sincera, reflexiva y sin ninguna intención de enjuiciar a nadie. Simplemente el único objetivo que queremos conseguir con esto es el de REFLEXIONAR sobre aquello que hacemos, porque lo hacemos y para qué lo hacemos.


CONTEXTO ACTUAL EN REDES SOCIALES SOBRE EL ENTRENAMIENTO DEL PORTERO


Miles de videos, miles de ejercicios, muchísima información valiosa y no tan valiosa a la que nosotros mismos recurrimos para coger nuevas ideas, ver otras maneras de entrenar, de entender el entrenamiento…

Como en cualquier otro aspecto en la vida, hay cosas que nos gustan más, que nos gustan menos pero de TODO se aprende. Bien es cierto que nosotros no compartimos o entendemos el entrenamiento del portero con el exceso de material como cajones, cuerdas, gorros, gafas, raquetas, reboteadores, neumáticos, fuego, botas militares, antifaces…

No compartirlo, no entenderlo, no quiere decir no respetarlo. Lo respetamos, pero simplemente no nos convence como para hacerlo. No termina de tener o no terminamos de encontrar un argumento de peso que nos convenza al 100% para que esa sea la base del entrenamiento. Principalmente porque el exceso de material, consideramos que tiende a desvirtuar la tarea, provoca que el portero se convierta más en un autómata que en un jugador más de campo capaz de interpretar y decidir por sí mismo sin la atenta mirada y aprobación de su entrenador. O lo que es peor sin el grito para sentir que esta entrenando a “full=¿bien?”.

Y ojo, nosotros en alguna ocasión hemos utilizado cierto material del que hablamos arriba. Pero siendo muy conscientes de la etapa en la que nos encontramos, del momento en el que se encuentra el portero, del momento dentro de la temporada…
En definitiva, en función de las necesidades de ese portero. Jamas en función de nuestras necesidades: reconocimiento, éxito, grabarlo para subirlo o venderlo, tener más seguidores…

Muchos de vosotros nos habéis escrito por redes sociales o email explicándonos vuestra “frustración” ante diferentes temas que os preocupaban y nos pedíais opinión o consejo sobre como revertir esa situación. Muy gustosamente así hemos obrado pero hay un tema que nos preocupa ya que se ha repetido muchísimo y muchas de vuestras consultas iban sobre como enfocar esta situación que se os generaba:

Entrenadores RAJANDO de otros compañeros de profesión, vetando a sitios donde van otros compañeros, desmereciendo su trabajo, bloqueándoles en redes sociales por “miedos” a que les descubran, copien…

Señores, el fútbol es muy pequeño. Y todos nos conocemos!

Y esos osan además a llamarse así mismos públicamente ¿FORMADORES?

Antes que el profesional, VA LA PERSONA!!!

Son tiempos difíciles para nosotros los entrenadores de porteros pero si no nos ayudamos entre nosotros; ¿Quién lo va a hacer? Y ya no se trata ni de ayudarnos cosa que es totalmente libre, si no de RESPETARNOS.

 


¿El fin justifica los medios?


FÓRMATE CON NOSOTROS miporteria-offer

Y ACCEDE A CIENTOS DE ARTÍCULOS ESPECÍFICOS

<<< Únete ahora>>>

Última revista